Busca en este blog:
Búsqueda personalizada

lunes, 14 de abril de 2008

Por qué el equilibrio es importante

Equilibrio

En el post anterior concluía que la idea de que existe una mano invisible en el mercado que produce el máximo beneficio social a partir del comportamiento egoísta de cada individuo carece de fundamento en la teoría económica neoclásica. Y esto por que la teoría neoclásica requiere unos supuestos irreales y está plagada de errores lógico-matemáticos.

Sin embargo, parece injustificado llegar a la conclusión de que el libre mercado no es eficiente partiendo de que la teoría neoclásica que lo estudia es deficiente. Después de todo, todavía tenemos otras formas de pensamiento económico, como la escuela clásica y la escuela austríaca de economía. ¿Correcto?

¿Por qué es importante que los mercados estén en equilibrio?

¿No es más realista pensar que los mercados no se encuentran nunca en equilibrio?

Seguramente entonces una apología del mercado libre ha de tener una visión dinámica del mercado, en la que el equilibrio no existe, o es, a lo más, una tendencia que nunca se alcanza.

Pero el problema es que muy probablemente, no puede existir un equilibrio en todos los mercados, por que la tendencia de un mercado hacia el equilibrio puede sacar fácilmente del equilibrio a otros mercados, produciendo un efecto en cadena, creando un comportamiento caótico e impredecible del sistema económico.

Una tendencia al equilibrio en un anális de equilibrio parcial es entonces insuficiente para justificar la idea de la mano invisible.

¿Pero por qué el equilibrio es importante después de todo?

Frecuentemente se presenta un simple modelo de curvas de oferta y demanda para demostrar que el sistema económico tiene incorporado una auto-regulación automática, que tiende hacia un equilibrio óptimo donde la cantidad demandada es igual a la cantidad ofrecida, y esto por medio del mecanismo de precios: cuando el precio es más alto la cantidad demanda disminuye, y cuando el precio es muy bajo, la cantidad demandada aumenta. Lo contrario sucede con las cantidades ofertadas, de manera que las fuerzas opuestas conducen a un punto de equilibrio óptimo.

Si este equilibrio no se dá, no se obtienen los beneficios del libre mercado. No existe un mecanismo de regulación automática, a lo que llamamos la "mano invisible".

Y no es ni siquiera suficiente que haya una "tendencia al equilibrio", cuando en la práctica este equilibrio nunca se alcanza.

Problema del Cálculo Económico

El problema del equilibrio repercute en el problema del cálculo económico. Tema del que se ocupa la economía "austríaca".

Según Mises, el cálculo económico es imposible en el socialismo, en la ausencia de precios de mercado, pero es muy fácil en el libre mercado.

Por ejemplo, en la producción de una unidad de un bien X en los que intervienen las materias primas A y B pueden utilizarse las siguientes combinaciones de insumos:

a) 2A + 3B
b) 6A + 9B
c) 3A + 2B

Nuestra tarea es seleccionar la combinación de bienes que sea más eficiente.

A simple vista es fácil determinar que entre las combinaciones a y b la más eficiente es la opción a, ya que utiliza menores cantidades de los dos insumos; es decir, que es técnicamente eficiente. Pero no podemos decidir con el mismo criterio entre las opciones a y c. Pero si contamos con los precios de mercado es fácil hacerlo. Si A= $1 y B = $3 la combinación a nos da 2 (1) + 3 (3) = $11 y c nos da 3 (1) + 2 (3) = $9, con lo que la combinación económicamente más eficiente es la c, ya que tiene un menor costo monetario.

Se asume que los costos monetarios en el mercado -aunque existan monopolios y oligopolios- reflejan una armonización perfecta entre las preferencias jerárquicamente ordenadas de los consumidores. Tal armonización no es el resultado de ninguna planificación sino que surge espontáneamente.

El Problema del Cálculo Económico


Sin embargo, si no existe equilibrio en el sistema económico, los precios y cantidades nunca reflejarán las preferencias subjetivas de los consumidores. Y los precios obtenidos en el sistema de mercado no conducirán a un uso económico eficiente de los recursos.

Por eso es importante el equilibrio en los mercados, para garantizar que el sistema de precios armoniza las diferentes preferencias individuales de todas las personas en un sistema económico. Si no se logra eso, la "mano invisible" habrá fracasado.

De manera que ni siquiera los austríacos tampoco se escapan de la crítica que hago del modelo de equilibrio general neoclásico, dado que el equilibrio es necesario en su sistema para producir un cálculo económico óptimo en el libre mercado.

En cuanto a la escuela clásica, ésta no se ocupó de este problema. Su presunción de la existencia de la "mano invisible" no es más que un supuesto sin fundamento.

2 comentarios:

the langlois dijo...

No tengo conocimiento de que los austriacos utilicen las curvas de oferta y demanda para señalar que el mercado se mueve hacia el equilibrio. Personalmente, y no sé si estoy coincidiendo con los austriacos, creo que las “leyes” de la oferta y la demanda representadas en dichas curvas están mal enunciadas. Y en la entrada no se alude a ninguno de los argumentos dados por la Escuela Austriaca para defender la tesis de que el libre mercado tiende al equilibrio, y mucho menos, a la buena asignación de recursos.

Sinceramente, y sobretodo tratando el tema del cálculo económico, creo que no estás tocando un solo argumento de los austriacos. Te limitás a decir que la tesis del equilibrio perfecto neoclásico está descartada, y con esto supuestamente tirás abajo todo argumento a favor de la tesis (diferente por cierto) que indica que hay una tendencia al equilibrio.

Y sobre la escuela clásica, creo que hace falta un poquito más que un “se basan en un supuesto sin fundamento”.

Ardegas dijo...

En este punto conviene citar un artículo de Bryan Caplan, gran crítico y conocedor de la escuela austríaca:

..."market equilibrium... cannot be represented as the intersection of supply and demand curves." (1999, p.10) This position is so counter-intuitive that, contrary to Hülsmann, he is virtually the only economist to ever embrace it. Human Action is graphless, but Mises repeatedly refers to "intersections" of supply and demand, admitting for example that "It is possible to visualize this interaction by drawing two curves, the demand curve and the supply curve, whose intersection shows the price." (1966, p.333) The near-impossibility of talking about supply and demand without alluding to their intersection reveals how contrary to common sense Hülsmann's position is.

Probability, Common Sense, and Realism: A Reply to Hülsmann and Block

Rothbard hace uso extensivo de las curvas de oferta y demanda.

Lo que demuestra a mi juicio que estos "austríacos" eran neoclásicos inconcientes.

Creo que lo mismo se puede decir en el tema del cálculo económico. Mises tenía en mente algo como el equilibrio general de la teoría neoclásica para justificar que solo en el libre mercado es posible el cálculo económico.

Pero independientemente de que se acepte la teoría de equilibrio general neoclásica o no. La idea de que los precios hacen posible el cálculo económico implica que los precios deben de alcanzar unos valores óptimos, y que para alcanzar esos valores óptimos es necesario el equilibrio.

Niega que realmente existe equilibrio entre precios y cantidades y nunca podrás asegurar que el cálculo económico es posible en el libre mercado.

Es así de sencillo.

Y sobre la escuela clásica, ya te había explicado que esta carece de una teoría de equilibrio general, y que por eso considero que no ofrece sustento a la idea de la "mano invisible".